Centro de Museos de Buenos AiresMuseo de la CiudadMuseo Cine Pablo Ducrós HickenMuseo de Arte Popular José HernándezMuseo de Arte Español Enrique LarretaMuseo de Arte Hispanoamericano Isaac Fernández BlancoMuseo de Arte  Moderno  de  Buenos AiresMuseo de Esculturas Luis PerlottiMuseo de Artes Plásticas Eduardo SívoriMuseo Casa Carlos Gardel   Museo Histórico Cornelio de Saavedra Museo del Humor Torre Monumental Museo de Bellas Artes Benito Quinquela  MartínCine El Plata
 
  museos l actividades l servicios l red de museos porteños l prensa l boletín
     
 
 
     
     
    Museo de Arte Moderno  de  Buenos Aires  


Exposiciones temporarias y permanentes>>

Espectáculos y eventos>>

Visitas guiadas >>

Cursos y talleres >>

Biblioteca y Centro de Documentación >>

El Museo de Arte Moderno adquirió obra en ArteBA 2014>>

El Museo de Arte Moderno invitado por el Metropolitan Museum of Art>>

Nuevo rumbo del Museo de Arte Moderno >>


Actividades

Exposiciones temporarias:    

Argentina Lisérgica
Visiones psicodélicas en la Colección del Museo de Arte Moderno
Sala 1º piso patrimonio.

La exposición se extenderá hasta el 1 de marzo de 2015 y, a su vez, se renovará a través de distintas propuestas que imprimirán un nuevo dinamismo a una exposición que ha tenido gran repercusión y público desde su apertura. Cambiarán algunas de las obras exhibidas permitiendo al público, que vuelva a visitarla, seguir ampliando su mirada sobre el importante, numeroso y variado patrimonio del Moderno. Se sucederán actividades especiales en torno a la propuesta conceptual de la exposición y al momento histórico que pone de relieve. Habrá eventos de música, charlas con protagonistas de la época, proyecciones, que expandirán los sentidos de la exposición.

Existe una Psicodelia Nacional. En esta afirmación se basa la presente muestra de patrimonio, que propone un viaje hacia la iconografía y los escenarios artísticos de otro tiempo: el pop extremado de los desbordados sesentas y los tempranos e intensificados setentas, haciendo especial énfasis en sus nutrientes (el surrealismo criollo, la geometría blanda, el arte cinético y lumínico local, las omnipresentes vanguardias internacionales) y en sus efectos posteriores. Diseño gráfico, pintura, collage, cine experimental, escultura, fotografía, grabado, objetos, diseño industrial, todos los formatos que conforman la colección del Museo están representados en la exhibición.

Obras de Bandi Binder, Juan Cavallero, Jorge de la Vega, Hugo Demarco, Casimiro Domingo, Edgardo Giménez, Obdulio Giudici, Bruno Janello, Alfredo Londaibere, Eduardo Mac Entyre, Víctor Magariños, María Martorell, Marta Minujín, Oski, Aldo Paparella, Martha Peluffo, Rogelio Polesello, Marcelo Pombo, Josefina Quesada, Antonio Seguí, Carlos Silva, Oscar Smoje, Carlos Squirru, y Juan Stoppani, entre otros, pertenecientes en su totalidad a la gran colección del Museo.

Galería de imágenes
Haga click en la imagen para ampliar


<<  

Eduardo Costa. Moda ficción, naturaleza, joyas y bicicletas
Sala 1º piso.
Cierre: 14 de septiembre.

La presente exposición antológica permite recorrer más de 40 años de trayectoria de Costa, a través de numerosas piezas realizadas en distintas ciudades —Buenos Aires, Nueva York, Río de Janeiro—, que lo han tenido como protagonista de la escena artística local e internacional.

A lo largo de su historia, Costa ha desplegado diferentes estrategias artísticas para incorporar las múltiples formas de lo real y retenerlas, aunque sea de manera fragmentaria, en múltiples formatos: piezas sonoras, performances, moda, diseño, joyas, ready-mades  y pinturas.

Cada una de sus obras incluye a otras que las resignifican y potencian. De esta forma, se genera un conjunto de múltiples vasos comunicantes que conforman una enciclopedia dispersa, en la cual caben la naturaleza, la moda, la revisión de tópicos de las vanguardias históricas, la música pop, la literatura oral, el métier del joyero y hasta una pinacoteca redefinida en objetos realizados con pintura sólida. Así, fragmentos de un diálogo casual devienen en un poema; una mariposa atrapada en alas de plástico que duplican las suyas se transforma en una joya que ilustra las revistas de moda; un caracol muestra su forma perfecta para funcionar como un anillo, y las ramas de un árbol se modelan para convertirse en un exclusivo brazalete. Diferentes objetos y acciones artísticas se establecen en un equilibrio complejo y, a la vez, armónico.

Para esta ocasión, el artista instaló su taller en la sala del Museo para que los espectadores puedan observar en directo cómo se van enhebrando cada una de estas continuidades.

Sobre Eduardo Costa>>

Biografía del artista>>

Galería de imágenes
Haga click en la imagen para ampliar



Video:
https://drive.google.com/file/d/0B6wiyC-ObcO1UktuTHJTdjNRb1k/edit

Notas de prensa >>

<<

El círculo caminaba tranquilo
La Colección Deutsche Bank en diálogo con obras del Museo de Arte Moderno de Buenos Aires

Sala Subsuelo.
Cierre: fines de noviembre.

El Museo de Arte Moderno de Buenos Aires invita a la importante exposición El círculo caminaba tranquilo, de obras sobre papel de la Colección Deutsche Bank en diálogo con obras del Museo de Arte Moderno.
La exposición, de más de 180 dibujos —con curaduría de Victoria Noorthoorn—, se presentó en la Deutsche Bank Kunsthalle de Berlín entre noviembre de 2013 y marzo de 2014 y llega a nuestro país para ampliar el diálogo con una selección de obras del Moderno. Un encuentro imperdible entre varios de los más destacados nombres del arte de los siglos XX y XXI como Lucian Freud, Joseph Beuys, Piet Mondrian, Marta Minujín, Georg Baselitz, León Ferrari, Kurt Schwitters, Salvador Dalí, Guillermo Kuitca o Louise Bourgeois, entre muchos otros, en una puesta en escena donde la arquitectura desaparecerá para dejar espacio a una sinuosa línea que volará por un fantástico espacio aéreo.

Una apasionada línea, de Berlín a Buenos Aires
La exposición de Berlín ofreció una mirada curatorial, expositiva e histórica diferente sobre una de las mayores colecciones de obras sobre papel del mundo, la del Deutsche Bank, de más de 70.000 obras. Un acontecimiento artístico que no podía perderse el público de nuestro país y que, en esta oportunidad, se amplía al ingresar en escena el destacado patrimonio de obras sobre papel del Museo de Arte Moderno para generar un diálogo entre artistas europeos, norteamericanos, africanos y argentinos. Todos se encuentran en un espacio que se presenta a la percepción sin límites arquitectónicos, en el cual las obras parecen levitar, meditar, volar, como si fuese la materialización de una escena fantástica surgida de alguna narración entrañable. Ante todo, la exposición —como dice Noorthoorn— recuerda el «llamamiento a imaginar» de la imagen, e invita a preguntarse qué es lo que las imágenes desean, qué es lo que son, cuál es su poder y cuáles son las maneras en que logran hablar del mundo y de la existencia humana.

Grandes nombres y un espacio diferente
El círculo caminaba tranquilo. Esta frase forma parte del encantador cuento Genealogía del uruguayo Felisberto Hernández que inspiró, en parte, la propuesta curatorial de Noorthoorn y la puesta en escena de la artista, cineasta y diseñadora de exposiciones brasilera Daniela Thomas, convocada por la curadora. Como el círculo del conmovedor cuento de Hernández, la figura de la exposición emprendió un viaje a manera de peregrinaje a través de las obras de Roberto Aizenberg, Josef Albers, Ernst Barlach, Georg Baselitz, Thomas Bayrle, Joseph Beuys, Louise Bourgeois, John Cage, Alejandro Cesarco, Virginia Chihota, Tony Cragg, Salvador Dalí, Marina De Caro, Ernesto Deira, Juan Del Prete, Otto Dix, Jirí Georg Dokoupil, Marlene Dumas, León Ferrari, Lucian Freud, Héctor Giuffre , Alberto Greco, Katharina Grosse, Eva Hesse, Jörg Immendorff, Jiri Kolar, David Koloane, Käthe Kollwitz, Guillermo Kuitca, Artur Lescher , Laura Lima, Anna Maria Maiolino, Marta Minujín, Piet Mondrian, Bernardo Ortiz, A. R. Penck, Gerhard Richter, Kurt Schwitters, Rosemarie Trockel, Max Uhlig, Kara Walker, Yente, entre otros artistas.
Las líneas que fluyen dentro de cada imagen, las líneas que vuelan de una imagen a la siguiente, animan el torrente dinámico de la exposición. «La línea de imágenes mentales no podía ser recta, dado que las líneas rectas sólo pueden ser producto de la razón. ¿Cómo hacer para que la estructura de la muestra honrase el espíritu de la exposición que, necesariamente, debía enrevesarse en función de las vueltas y meandros de la mente humana?», se preguntó Noorthoorn. La respuesta es un espacio en el que ha desaparecido la arquitectura y que presenta una amplitud a la percepción que se vuelve metáfora de la libertad de la mente creativa.

La libertad asociativa, una invitación también al espectador
Las imágenes de esta exposición sugieren entonces otro tipo de asociaciones a partir de esta propuesta espacial novedosa, que permite establecer convivencias impensadas, saltos inesperados, pasajes de pura poesía. Y el descubrimiento, en la medida que avanza el peregrinaje del propio visitante a la exposición, de diferentes paisajes que se abren aquí y allá, según la decisión que tome en cada momento de su camino. «A medida que nos adentramos en la exposición, podría pensarse que cada dibujo se funde o transmigra en el próximo, pero con un efecto acumulativo. La transformación y el movimiento que son el tema crucial de los turbulentos paisajes de Kurt Schwitters simbolizan el movimiento radical de la mente que le permitió a George Baselitz llevar a cabo su gesto subversivo de retratar el mundo cabeza abajo…», sostiene Noorthoorn. En tanto, «el impecable Mondrian realizó un guiño a Yente (Eugenia Crenovich) para que entrara en la exposición y desplegara su evidente pasión por el encuentro de las formas y por las mil maneras en que el lápiz puede encontrarse con el papel. Mientras que los colores de Alejandro Cesarco y de Mondrian estallaron desde sus confines para fluir en los dibujos de Katharina Grosse, los cuales no pudieron resistir la tentación de invitar a unos cuantos Gerhard Richter para ampliar la conversación».
Así la línea, que se desarrolla tranquila, que se despliega y crece, habla por momentos de nuestra existencia contemporánea, de nuestra soledad, introspección y necesidad de amor, así como de las ideas y vueltas del arte y los avatares del mundo, e invita al visitante a ser una parte ineludible, esencial, de su acontecer.

Sobre Deutsche Bank Art
Art builds. Art questions. Art transcends borders. Art works.
El arte construye. El arte interroga. El arte trasciende fronteras. El arte trabaja.
El Deutsche Bank ha estado abriendo el mundo del arte contemporáneo al público a través de su importante colección, sus exhibiciones y sus proyectos desarrollados con socios alrededor del mundo a lo largo de casi 35 años.  Desde 2002, las exhibiciones de la colección organizadas por el Deutsche Bank han viajado a través de América Latina, incluyendo El regreso de los Gigantes (2002-2003), Más de lo que los ojos pueden ver (2006-2007) y Beuys y más allá (2010-2011). El Deutsche Bank se complace en asociarse, por primera vez, con el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires.
Para más información ingresar en db-artmag.com y db.com/art.

Biografía de Victoria Noorthoorn>>

Galería de imágenes
Haga click en la imagen para ampliar







Videos:
https://drive.google.com/folderview?id=0B6wiyC-ObcO1U1lYVXBrLVE3elU&usp=sharing

Textos del catálogo:
Victoria Noorthoorn>>
Daniela Thomas>>

Notas de prensa >>

<<

Fabio Kacero. Detournalia
Sala PB.
Cierre: 12 de octubre.

Territorio de desvíos
La exposición, con curaduría de Rafael Cippolini, recorre la producción del artista entre 2001 y 2013. ¿Por qué centrarse en su última década de trabajo? Porque es a partir del inicio del nuevo siglo cuando Kacero —cuyo nombre había emergido con fuerza en los 90— propone un nuevo rumbo a partir del reencuentro con la escritura. Porque es entonces cuando comienza a trabajar con las palabras en su materialidad para alterar los sentidos dados, a traducir, a trasponer en obras que se materializan como instalaciones, videos, objetos y pinturas.
Detournalia es una palabra inventada y a la vez muy precisa: significa ‘territorio de desvíos’ (en francés,détours). Se refiere a la proliferación de vueltas de la imaginación que lleva a cabo todos los días Kacero, vueltas que lo convierten en un artista difícil de asir, que se nos escapa constantemente y, sin embargo, nos llama a pensar y a experimentar el arte siempre desde otro punto de vista. Por eso, no debería resultar extraño que después de dedicarse por más de una década a realizar obras principalmente formales, hacia comienzos del siglo empezó a escribir, a imaginar libros y otros modos de leer. El propio Kacero explica que se propuso «buscar un espacio más abierto que el que yo mismo me había creado, como un desplante a mi propia construcción…». Abandona de esta forma sus acolchados, sus cajitas de transparencias, entre otras propuestas que constituían su marca diferencial, para abocarse, a principios del dos mil, a la elaboración de una obra abierta hacia los desvíos del lenguaje.

Palabra y libro en un universo visual
Cuando un artista como Kacero—en lugar de recurrir al lápiz y al papel, o al pincel y la tela— recurre al verbo, la palabra o el libro como principales materiales para su producción artística, el campo posible de lo artístico se amplía, pero a la vez, se enfoca.
Sus obras se vuelven variantes de desplazamientos de sentidos familiares que desarman de este modo el sentido como centro de gravedad, como lugar universal donde las cosas parecen haber adquirido un significado definitivo. Allí está Nemebiax, ese listado de «palabras» inventadas que el artista escribe todos los días desde hace años (la instalación presente sólo contiene alrededor de 26.600 palabras que representan una ínfima parte del total). Se trata de un ejercicio experimental de depuración que trata a la letra como pura materia significante, como notas o colores, como elementos discretos pasibles de infinita combinación, pero que nunca llegan a hacer pie en la superficie conciliadora del significado o del sentido. Se dedicó a estudiar maniáticamente la caligrafía de Jorge Luis Borges para convertirse él mismo en uno de los personajes más célebres del escritor: nada menos que Pierre Menard. También se abocó a diseñar y editar libros inexistentes, a coleccionar dedicatorias y elevarlas a la categoría de Obras Maestras, a filmar a niñas recitando filósofos, a fabricar carteles de museos con los elementos más disparatados, a pensar su vida emulando los créditos de una película. Y, fiel a su manía de convertir cada cosa en algo heterogéneo, se enamoró de la nieve de sus relatos y la sacó a pasear, sin embargo, por ambientes internos.
De esta forma, mientras el sentido como centro aparece cuestionado, regresamos a él en otro plano, sorprendidos por el juego, divertidos por la variante, pero equipados de una nueva desconfianza y de una dosis de recuperada libertad.
Todo este universo es el que se complace en destacar la presente exposición en el Museo de Arte Moderno. Por eso, entrar en Detournalia es acceder a un espacio de arte donde no hay manera de saber lo que sucederá al darse vuelta, al pasar de un ambiente a otro de la sala de exposición que se vuelve, también ella, un territorio de desvíos.

Galería de imágenes
Haga click en la imagen para ampliar







CV y reportaje:

https://drive.google.com/folderview?id=0B6wiyC-ObcO1SzAzaUpPMGdvQzA&usp=sharing

Notas de prensa >>

<<

Gabriel Lester: Habitat Sequences / Secuencias de un hábitat
Sala proyectos especiales.
Cierra: 16 de noviembre.

La muestra se inauguró el pasado martes 22 de julio, con una charla con el artista en el Auditorio del Museo, en la cual Lester se refirió a su trabajo en general y a los temas de tiempo, espacio y montaje, a partir de distintas obras realizadas a lo largo de su carrera.

Secuencias de un hábitat es la primera exposición individual de Lester (n. 1972, Amsterdam) en la Argentina, cuya obra ha sido parte de importantes exposiciones colectivas y grandes eventos internacionales como la Bienal Internacional de Arte de Venecia (2013), la Documenta 13 en Kassel (2012) y la Bienal Internacional de Arte de San Pablo (2010).

Una de las salas del primer piso del Moderno se convertirá en una gran instalación a la cual ingresará el visitante para encontrarse, de pronto, en un escenario que evoca a un living. Un ambiente que se modificará de manera constante por un set de luces que irán dando visibilidad de manera alternada a distintas zonas.

La totalidad de la estructura nunca se percibirá completa y la reconstrucción será sólo posible mediante una imagen mental del espectador, donde se combinarán la memoria, la percepción y la proyección imaginaria.

Percepción, cotidianidad, cambios

Habitat Sequences / Secuencias de un hábitat es una serie de instalaciones que Lester ha ido desarrollando en distintas instituciones artísticas: salas de estar fragmentadas y suspendidas en un infinito negro, donde un set de luces que se prenden y apagan en un loop ininterrumpido, focaliza sobre diferentes zonas mientras otras permanecen fuera de campo. La secuencia provoca una narrativa sobre la percepción de un ambiente cotidiano, aislando volúmenes para construir una sucesión de climas.

En Habitat Sequences / Secuencias de un hábitat, el artista toma principios básicos del cine como el encuadre y la iluminación, para crear tensiones espaciales construidas por la sumatoria de diversas atmósferas. Al mantener los saltos lumínicos en un tiempo constante y con cambios bruscos y sin pausas, el artista crea elipsis espaciales: saltos visuales entre las zonas oscuras e iluminadas que permiten al espectador atravesar diferentes experiencias de un mismo escenario.

La narrativa evoluciona  a medida que la retina empieza a acostumbrarse a las rápidas variaciones de intensidad de luz. Es el permanecer lo que permite al espectador comenzar a involucrarse con las escenas y percibir sus detalles, para así llenar con mayor información aquellos agujeros negros -tanto literales como metafóricos- que conviven, como doble necesario, con las zonas iluminadas. Una experiencia sensorial y mental que invita al espectador a sumergirse en ella. 

Biografía del artista>>

Galería de imágenes
Cortesía Gabriel Lester, Gallerie Fons Welters, Amsterdam, Leo Xu Projects, Shangai.
Haga click en la imagen para ampliar



Video:
https://docs.google.com/file/d/0B6wiyC-ObcO1cHJMRXVHVXdKUGM/edit

Notas de prensa >>

<<

Los vencedores y los vencidos. Marcas de violencia en la colección del Museo de Arte Moderno
Exposición patrimonial.
Curadora invitada: Ana María Battistozzi.
Sala 2º piso.
Cierra: 9 de noviembre.

La exposición reúne cerca de 50 obras de gran formato del patrimonio del Museo de Arte Moderno de artistas fundamentales de la historia del arte argentino, en las cuales se pone de manifiesto, de diversas maneras, la dimensión de la violencia a lo largo de los últimos 60 años.

Resonancias de la violencia en el arte

El arte, sostiene la curadora, ha actuado como caja de resonancia de la violencia de nuestro tiempo. Ese eco ha sido revelado por gran parte del arte y la cultura argentinos en distintos momentos, como consecuencia de acontecimientos históricos o políticos puntuales pero, inclusive, más allá de ellos. Así es posible reconocer un continuum que se presenta a través de alusiones explícitas, procedimientos retóricos y en los modos de producción de los artistas a lo largo de las últimas décadas.

La Colección del Museo de Arte Moderno de Buenos Aires constituye un corpus que refleja de manera rotunda esa presencia inquietante. “Nacida la institución al año siguiente de la denominada 'Revolución Libertadora', el patrimonio que llegó a conformar no podía crecer al margen de las tensiones entre 'vencedores y vencidos' que se generaron en esa década”, señala Battistozzi.

El  impulso de retorno que ha hecho de la violencia una inminencia siempre al acecho que la sociedad argentina ha empezado a naturalizar, plantea la necesidad de una reflexión y, en este sentido, la producción artística de las últimas cinco décadas tiene mucho por aportar.

Así lo atestiguan las obras de Ananké Assef, Oscar Bony, Ricardo Carpani, Jorge de la Vega, Diana Dowek, León Ferrari, Nicolás García Uriburu, Norberto Gómez, Alberto Greco, Nicolás Guagnini, Alberto Heredia, Enio Iommi, Guillermo Kuitca, Jorge Macchi, Rosalía Myriam Maguid, Nuna Mangiante, Hernán Marina, Gian Paolo Minelli, Luis Felipe Noé, Daniel Ontiveros, Margarita Paksa, Sandro Pereira, Duilio Pierri, Cristina Piffer, Santiago Porter, Alfredo Prior, Dalila Puzzovio, Silvia Rivas, Florencia Rodríguez Giles, Juan  Carlos Romero, Graciela Sacco, Antonio Seguí, Regina Silveira, Gabriel Valansi, Mónica Van Asperen, Edgardo Antonio Vigo y Horacio Zabala.

Un gran conjunto patrimonial

Pocos conjuntos patrimoniales en la Argentina ofrecen un terreno tan fértil en esa materia. Obras como Los vencedores, que Jorge de la Vega pintó en 1961, o Figuras (1960), la obra de Noéque también participa de los rasgos estilísticos que inauguró el grupo la Otra figuración pueden ser consideradas punto de partida de un itinerario que incluyó hitos como El parto (1982)y El San Martín (1974) de Alberto Heredia o Crucifixión (1983) de Norberto Gómez. También hay obras que se constituyeron en referencias históricas insoslayables como El hacha (1972-1998) y los Anteproyectos de Cárceles (1973) de Horacio Zabala, Violencia (1972) de Juan Carlos Romero, Sombras del sur y del norte (2001) de Graciela Sacco y Culpable e inocente (1998) de Oscar Bony. Y la obra Cucarachas (2001) de León Ferrari o la serie “Mesadas” (2002) de Cristina Piffer, vertebradas bajo el signo de la violencia de 2001. Otras obras significativas se suman a este grupo como la irónica Kremlin y castigo (1983) de  Prior-Kuitca y los más recientes aportes de Santiago Porter (Serie “La ausencia”, 2001) y Florencia Rodríguez Giles (Sín título, 2010).

Realizar una lectura de esta importante colección en clave de la violencia significa desentrañar sus implicancias. Y, de alguna manera, persistir también en el intento de alcanzar, a través de la reflexión estética y sus aportes conceptuales, el sentido de algunas proyecciones del pasado que sobrevuelan la cultura del presente y, acaso, contribuir a su mayor comprensión.

Los vencedores y los vencidos es un proyecto propuesto por Ana María Battistozzi, el cual se gestó durante la dirección de Laura Buccellato al frente del Museo de Arte Moderno, el cual nos honra continuar desde la actual gestión de Victoria Noorthoorn.

La concreción de esta exposición y la publicación del catálogo ha sido posible gracias al apoyo de la Comisión de Mecenazgo y del trabajo del equipo de Patrimonio y Curaduría del Museo de Arte Moderno de Buenos Aires.

Galería de imágenes
Haga click en la imagen para ampliar



Sobre la curadora Ana María Battistozzi>>

Video:
https://www.youtube.com/watch?v=wPXD0Bbay0k&feature=youtu.be

Notas de prensa >>

<<

Espectáculos y eventos: 

CICLO DE CINE EXPERIMENTAL
El cine es otra cosa
Curadores invitados: Gabriela Golder y Andrés Denegri.
Del viernes 6 de junio al 28 de noviembre.
En el Auditorio del Museo, Av. San Juan 350.
Se accede con el ticket de ingreso al Museo, cuyo valor es de 15 pesos.

El programa de agosto, Y la televisión también, está dedicado a la relación video-arte-televisión. Este viernes 29 de agosto a las 19 hs. se presentará TekhneNoTeVe, por Tekhne, grupo de experimentación audiovisual en vivo.

TekhneNoTeve

TekhneNoTeve es una obra audiovisual de ejecución en vivo, que utiliza como fuente de todos los elementos de la composición un antiguo televisor. Tanto la imagen como el sonido provienen de las señales de televisión analógica de aire sintonizadas por el aparato. El flujo televisivo capturado en directo es fragmentado, sampleado y procesado en vivo. Las imágenes televisivas originales se utilizan como materia prima para la creación artística, hasta llegar a la fibra misma de la imagen electrónica, una invitación a reflexionar sobre el contenido televisivo y su influencia en la sociedad contemporánea. En esta ocasión TekhneNoTeVe tendrá la singularidad de sumar una variación nunca presentada anteriormente. Uno los artistas de Tekhne reside en Berlín y participará de la ejecución de esta obra desde esa ciudad, en vivo y directo.

Tekhne es un grupo de experimentación audiovisual en vivo, conformado por músicos y artistas visuales que, desde principios de 2004, han desarrollado sus presentaciones en diversos ámbitos artísticos y culturales. Sus obras siempre son trabajadas en tiempo real y relacionan lo visual con lo sonoro, a la vez que abren una reflexión sobre los elementos técnicos utilizados en cada una de ellas. Los propios componentes estéticos e históricos de los aparatos son entendidos como parte fundamental en cada una de las presentaciones del grupo.  

Agosto: Y la televisión también

Durante el mes de agosto en el ciclo El cine es otra cosa, con curaduría de Andrés Denegri y Gabriela Golder, se presenta el programa Y la televisión también, compuesto de cinco potentes ejemplos, algunos históricos y otros contemporáneos, de la singular relación video-arte-televisión. El eje del problema parece generarse en el desafío que el video le propone a la televisión: le reclama ser soporte, materia misma para el arte, antes que medio, demanda que es desatendida. Como mucho, la lógica comercial de la grilla televisiva le puede dedicar algún espacio, marginal, al arte, pero la TV nunca considera la posibilidad de volverse arte. A esa indiferencia, los artistas responden con la insistencia de diferentes proyectos que interpelan a la televisión desde las perspectivas más diversas.

El video, como hijo adulto, se ha relegado en el terreno del arte, donde se hace fuerte y espera el momento adecuado para volver sobre su padre televisión. Esa utopía colma de vigor al video para ensayar aproximaciones a la TV, hasta incluso encontrar espacios excepcionales en su flujo.

<<

CICLOS MAMbA
Julio-Agosto

Visitas guiadas:

Bocetos del inconsciente para visitas guiadas
Para esta nuevo ciclo de Bocetos para visitas guiadas, el Museo de Arte Moderno propone explorar la relación entre las artes visuales y la psiocología, antropología, neurología, astrología entre otras disciplinas del conocimiento Diferentes personalidades de importante trayectoria son invitados a organizar las diversas visitas guiadas: traduciendo las imágenes y las obras en hermosas y sugestivas visitas interdisciplinarias.
A partir del 20 de Julio, todos los Domingos, 17 hs.

Visitas guiadas para fines de semana.
Todos los fines de semana, el Museo de Arte Moderno ofrece jugosas visitas guiadas de sus exposiciones y las obras que en ellas se exhiben, a cargo de sus educadores.
Sábados y domingos, 15 hs.

Visitas entre dos (visitas para escuelas)
Estos recorridos para escuelas se brindan a dos grupos escolares distintos al mismo tiempo, con el objetivo de trabajar la disonancia, la comunicación, el diálogo, la inteligencia individual y la colectiva.
Evitando ideas unidireccionales y categóricas priorizando el diálogo, la duda, la pregunta  y la diversidad en las respuestas.
Informes e inscripción: laberintosentidos@gmail.com
Miércoles y Jueves 11hs y 14 hs. (a partir de Agosto).

<<

Cursos y talleres:

Seminario de Cine Experimental
Continúa el curso “Lo primitivo es primordial, revelando el presente del cine experimental” dirigido al público en general, dictado por Gustavo Crivilone y Ernesto Baca. Taller de 3 módulos independientes: dos teóricos y uno práctico de laboratorio.
Informes e inscripción: cursosmamba@gmail.com                              
Módulo: $400
Miércoles 19 hs.

Ciclo Caramelos y Bombones
Actividades para el público infantil en la Sala de Educación

Taller de arquitectura para chicos
El grupo Etra, Mariano Vilela y Cecilia Garabaglia, realiza su taller de arquitectura  La conquista del espacio, para niños de 7 a 12 años. Actividad gratuita con cupo limitado. Inscripción por encuentro: cursosmamba@gmail.com.
Sábados de Mayo a Noviembre 11 hs.

El artista, su producción y sus ideas
En este Ciclo, el Museo de Arte Moderno invita a Eduardo Costa a presentar la multiplicidad de ideas, trabajos y formatos que su propuesta artística despliega en la exhibición antológica.
 (fecha a confirmar)

<<

MILLA CULTURAL DEL SUR

El Museo de Arte Moderno de Buenos Aires (MAMbA) participa en la Milla Cultural del Sur, una propuesta organizada por el Ente de Turismo y el Ministerio de Cultura porteño para conocer y disfrutar 14 espacios y museos emblemáticos situados en el sur de la Ciudad, entre Puerto Madero y la Boca.

+ info sobre Milla Cultural del Sur

<<

Biblioteca y Centro de Documentación:

Adolfo Alsina 963, PB
De lunes a viernes de 10 a 17 hs. Acceso libre.
Tel. 4342-3001 int. 26
E-mail:bibliotecamamba@gmail.com

La biblioteca pone a disposición del público material bibliográfico, hemerográfico y documental especializado en arte argentino e internacional del siglo XX hasta la actualidad. Más información >>

<<

EL MUSEO DE ARTE MODERNO DE BUENOS AIRES ADQUIRIÓ UNA OBRA QUE PASARÁ A FORMAR PARTE DE SU PATRIMONIO

En la inauguración de ArteBA 2014, el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires adquirió una obra que pasará a formar parte de su patrimonio.

La obra fue realizada por el joven artista argentino Osías Yanov. Se trata de una escultura desplegable de hierro y performance, cuyo título es OII.

"Estamos muy felices por la adquisición de la obra de Osías. Creemos que representa el espíritu experimental del Museo en la actualidad y el desafío que presenta dado que es una performance y, a su vez, un objeto escultórico, un video y una serie de fotos", expresó Victoria Noorthoorn, directora del Museo de Arte Moderno de Buenos Aires.

La adquisición se produjo en el marco del Programa matching-funds arteBA-Telefé.

Galería de imágenes
Haga click en la imagen para ampliar



Crédito de las fotos: Josefina Tommasi


Otras adquisiciones

El Museo de Arte Moderno de Buenos Aires informa que, dentro del plan de ampliación de su patrimonio artístico, acaba de adquirir dos importantes obras de artistas argentinos contemporáneos en el ámbito de la feria arteBA 2014.

Las obras fueron seleccionadas luego de una evaluación realizada por el equipo del Museo encabezado por su directora Victoria Noorthoorn, los curadores Javier Villa y Jimena Ferreiro, la licenciada Valeria Semilla, la vicepresidenta de su Asociación Amigos, Marión Epinger, junto a Andrés Brun, Abel Guaglianone, Magdalena Cordero, Alexandra de Royere, Carla Boscatto, entre otros integrantes de los nuevos círculos de apoyo al Museo. 

Las obras elegidas son la instalación Observatorio (2014) del grupo Provisorio Permanente, en Ruth Benzacar galería de Arte, y una escultura, sin título, de 2013, de Elba Bairon, en la galería Zavaleta Lab.

La adquisición fue posible gracias al aporte fundamental del Ministerio de Cultura del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y a la colaboración de amigos del Museo. El monto total de la adquisición fue de 140.000 pesos para concretar la incorporación patrimonial de la obra valuada en 88.000 pesos (Observatorio) y de la obra valuada en 140.000 pesos (escultura). La adquisición fue posible, por lo tanto, gracias a la especial predisposición de los galeristas y autores de las obras. 

Estas incorporaciones constituyen un motivo de orgullo y alegría para el Museo de Arte Moderno que, de esta forma, retoma su plan de adquisición priorizando el arte argentino contemporáneo y revalorizando su tradición de jerarquizar la obra de nuestros artistas.

Notas de prensa >>

<<  

EL MUSEO DE ARTE MODERNO INVITADO POR EL METROPOLITAN MUSEUM OF ART

El Museo de Arte Moderno de Buenos Aires, dependiente del Ministerio de Cultura porteño, tiene el agrado de comunicar que su directora, Victoria Noorthoorn, fue invitada por The Metropolitan Museum of Art a la primera edición del Global Museum Leaders Colloquium, evento que se realizó en la ciudad de Nueva York del 7 al 18 de abril pasados. La invitación supone una distinción sólo alcanzada por catorce museos de todo el mundo.

El GMLC es un foro de discusión, intercambio de ideas y experiencias entre el equipo del Metropolitan y los directores de las instituciones invitadas. La participación argentina implica un importante aliciente para el Museo de Arte Moderno: no sólo se reconoce su relevancia institucional, sino también los procesos de crecimiento que el Museo está atravesando.

El GMLC se desarrolló con gran entusiasmo por parte del Metropolitan y de todos los participantes. Los directores de los museos invitados debatieron sobre la proyección de sus instituciones en el siglo XXI. Se discutieron, entre otras cosas: las prácticas curatoriales en un contexto global, la conservación e investigación científica, el manejo de las colecciones, la educación y los programas públicos, las bibliotecas y la investigación académica, la comunicación con el público.

Los directores invitados provenientes de Afganistán, Argentina, Brasil, China, Georgia, India, Japón, Mali, México, Países Bajos, Perú, Polonia, Singapur, Sudáfrica y Tailandia, subrayaron las cuestiones que revisten mayor interés, entre ellas: cómo incrementar la imagen del museo como institución pública, agradable y accesible sin poner en peligro su misión académica, científica y educativa; cómo asegurarse los adecuados recursos financieros; cómo optimizar los recursos humanos y cómo desarrollar nuevas líneas de cooperación entre museos.

El pasado 3 de abril,en la sesión inaugural,Thomas P. Campbell, Director y CEO del Metropolitan Museum of Art, dijo: “Desde su comienzo, el Metropolitan ha abrazado una perspectiva internacional y ha abierto los ojos de sus visitantes al mundo. Como todo gran museo, el Metropolitan es un lugar donde la gente se reúne para comprender diferentes puntos de vista. Es con esta idea en mente que le damos la bienvenida a este distinguido grupo de directores de 14 países de los cincos continentes para el lanzamiento de nuestro programa de liderazgo de museos. Idealmente, este intercambio de ideas y de experiencias generará un pensamiento en colaboración que conllevará beneficios no sólo a las instituciones participantes sino también a los museos alrededor del mundo”.

Haber sido seleccionado es para el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires un orgullo. Es un reconocimiento a la apuesta de transformación, crecimiento, profesionalización y apertura que el Museo está realizando en estos días con el apoyo del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, bajo la gestión encabezada por Victoria Noorthoorn. Esta participación es, por lo tanto, un nuevo impulso para seguir trabajando en el proyecto de convertir al museo en un emblema distintivo de la Ciudad de Buenos Aires.
 
Para más información, adjuntamos los siguientes links del Metropolitan Museum of Art donde se detallan las características del encuentro y sus participantes:

Información del Coloquio:
http://www.metmuseum.org/about-the-museum/museum-departments/office-of-the-director/museum-leaders/program-highlights

http://www.metmuseum.org/about-the-museum/press-room/news/2014/global-museum-leaders-colloquium

Participantes:
http://www.metmuseum.org/about-the-museum/museum-departments/office-of-the-director/museum-leaders/participants

Twitter:
https://twitter.com/metmuseum

<<

NUEVO RUMBO DEL MUSEO DE ARTE MODERNO

El Museo de Arte Moderno de Buenos Aires inauguró el pasado 12 de octubre de 2013 seis muestras en simultáneo y estrenó nueva identificación visual. Con la inauguración de la exposición de Jorge Macchi, ¨Container¨el pasado sábado 9 de noviembre de 2013, en el marco de La Noche de los Museos, el Museo de Arte Moderno completó las siete primeras muestras de su nueva etapa, que tiene entre sus objetivos el de colocar a los artistas argentinos y al patrimonio del Museo en el centro de la escena artística local e internacional.  

“Nos provoca una inmensa felicidad este comienzo de una nueva etapa del MAMbA, con la inauguración nada menos que de seis  muestras, logro que se consiguió gracias al gran esfuerzo de todo el equipo encabezado por la Directora del Museo, Victoria Noorthoorn, y de la Asociación Amigos del Museo de Arte Moderno. Se van cumpliendo las etapas y estamos prácticamente en la refundación del MAMbA, cuya reapertura se inscribe en la MILLA Cultural del Sur, que impulsamos entusiastamente. Nosotros, los gestores culturales, somos articuladores entre los artistas, los maravillosos artistas porteños, argentinos, y el público. Los porteños amamos la cultura en todas sus expresiones y la disfrutamos. Articulamos, entonces, una demanda permanente del público y esto es muy importante, porque la cultura es esencial en la construcción de ciudadanía.” –dijo el Ministro Lombardi.

Posteriormente Cristiano Rattazzi, Presidente de la Asociación de Amigos del Museo de Arte Moderno de Buenos Aires, puso de relieve su alegría ante el comienzo de esta nueva etapa del mundo y destacó el gran nivel de los artistas que exponen.

Por último, la Directora del MAMbA, Victoria Noorthoorn, destacó: “Estas seis muestras son la cara visible de esta nueva etapa del Museo. Queremos hacer un museo abierto a la escuela pública, a la universidad, a los chicos, a los jóvenes; un museo conectado, abierto al mundo, en el mundo; un museo experimental. Queremos que en lugar de que los artistas argentinos sueñen con exponer en Europa haga artistas extranjeros que aspiren a exponer en el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires.”

Estaban presentes también Marta Minujín, Luis Felipe Noé, la galerista Orly Benzacar, Ricardo Piglia y Teresa Anchorena, entre otras personalidades del arte y la cultura.

Galería de imágenes
Haga click en la imagen para ampliar


Durante 2013, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires impulsó grandes cambios en el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires.
Entre ellos, se logró el objetivo primordial de inaugurar dos nuevas salas más del Museo aumentando la superficie de exhibición a un total actual de 2464 metros cuadrados. Así, el visitante se encuentra con seis salas de exposición, además de los espacios comunes. Asimismo, ya está funcionando el nuevo Auditorio del Museo y, en un futuro cercano, se inaugurarán los nuevos espacios para oficinas y depósitos de obras por un total de 1360 metros cuadrados, como también la tienda y la cafetería del Museo. Además, el Gobierno dispuso de una importante inversión para equipar los nuevos ámbitos, tanto en lo que refiere a mobiliario como a las tecnologías necesarias para transformar al Museo de Arte Moderno de Buenos Aires en una institución emblemática del arte argentino en la ciudad y como museo de referencia en el país. Correlativamente, el Gobierno decidió avanzar en una reestructuración de la gestión del Museo, apostando por un nuevo proyecto capaz de alcanzar con éxito los nuevos objetivos.

El cambio de rumbo comenzó a concretarse con la llegada de Victoria Noorthoorn como Directora del Museo. A pedido del Gobierno de la Ciudad, Noorthoorn realizó un relevamiento y presentó un proyecto de trabajo que incluye una programación con fuerte acento en el arte argentino a ser generada por el Museo y exportada al mundo; la profesionalización del Museo; la apertura plural hacia la comunidad artística y el público general; y el desarrollo de un proyecto de gestión financiera público - privado mediante la incorporación de estrategias de desarrollos de fondos para el Museo. La decisión política del Gobierno incluye también la pronta realización de una tercera etapa de obras orientada a concretar un sueño muy preciado: poner a disposición del público y de la comunidad artística la totalidad de la superficie de 14.950 metros cuadrados del Museo.

El nuevo proyecto del Museo de Arte Moderno de Buenos Aires ya está en marcha.
Y el compromiso asumido es transformar al Museo en la casa de la comunidad artística porteña y en un motivo más de orgullo para la gente de la Ciudad de Buenos Aires.

Victoria Noorthoorn asume la dirección del Museo

En agosto de 2013, Victoria Noorthoorn fue designada Directora del Museo de Arte Moderno de Buenos Aires.

Victoria Noorthoorn asume la responsabilidad de conducir el Museo de Arte Moderno creado en 1956 por Rafael Squirru en una nueva etapa de su historia.

Noorthoorn posee experiencia en el manejo institucional luego de su trabajo en el MoMA (The Museum of Modern Art) y en The Drawing Center de Nueva York; su experiencia de gestión formando a gran parte del equipo inicial de Malba/ Fundación Costantini; y su trabajo para importantes instituciones internacionales, en calidad de curadora independiente, como la Bienal do Mercosul (2009) y la Biennale de Lyon (2013).

Como curadora, Noorthoorn se ha desempeñado sobre todo en el ámbito del arte contemporáneo realizando importantes exhibiciones tanto de obras sobre papel como proyectos experimentales de toda envergadura y en las más diversas disciplinas (el dibujo, la pintura, la instalación, la performance, etc.). En sus escritos son usuales sus referencias a la importancia del riesgo como catalizador fundamental para el arte contemporáneo y su entusiasmo por abrir caminos que permitan la gestación de nuevos escenarios del presente y nuevas miradas sobre el pasado. En su trabajo tiene la reputación de colaborar muy cercanamente a los artistas, incitándolos a dar lo mejor de sí y a cruzar horizontes antes impensados.

Noorthoorn llega al Museo de Arte Moderno de Buenos Aires con una visión:“Crear el primer museo profesional plural de la Argentina”. Para ello, ya está creando áreas especializadas en Conservación, Patrimonio, Curaduría, Producción de Exposiciones, Desarrollo de Fondos, Comunicación, Educación y Biblioteca. Hoy, a un mes de asumir, son varios los nuevos departamentos que están funcionando para permitir la etapa de vertiginoso crecimiento que la Directora busca. Es su deseo convertir al MAMBA en “un museo de referencia en la Argentina, con prestigio a nivel internacional”, y sabe que puede lograrlo: “Tengo la convicción profunda de que Buenos Aires presenta una de las comunidades artísticas más pujantes y creativas del planeta. Nuestra posición es muy simple: Venimos a abrir las puertas del Museo de Arte Moderno a su propia comunidad de artistas, a invitarlos a exhibir, a dar lo mejor de sí, siempre tendiendo a la excelencia y al riesgo, que es el principal motor a la hora de crear.”

Noorthoorn refiere constantemente a la importancia de la pluralidad: “Necesitamos alejarnos del modelo unipersonal para la gestión de museos que ha imperado en nuestro país”. Para poder realizar el nivel de exposiciones que Noorthoorn imagina es necesaria una estructura profesional plural en la cual cada uno de los profesionales del Museo puedan dar lo mejor de sí. “Al llegar me encontré con un equipo de gente maravilloso. Todos profesionales comprometidos con el Museo y con su Patrimonio, todos dedicados y entusiastas, meticulosos y obsesivos. Ha sido un placer ir descubriendo a cada uno de ellos y entendiendo sus talentos. Este equipo se irá completando con nuevos integrantes, que aporten su profesionalismo y su creatividad para la nueva etapa.”

La línea artística a investigar es transhistórica y multidisciplinaria. La propuesta es un Museo que cuestione e interrogue los mecanismos de la historia del arte y que asuma el desafío de “confiar en el poder de las imágenes,” en lugar de volver a presentar al público una historia ya establecida. “Es importante escuchar lo que las imágenes tienen para decirnos, en lugar de fomentar siempre el lugar de la interpretación. En este gran Museo nos interesa tanto la interpretación como la experiencia de las obras; vamos por un museo que afirma la experiencia de los sentidos.”

En lo relativo al Patrimonio, Noorthoorn se propone por un lado continuar y finalizar el inventario de una de las Colecciones de Arte Argentino más importantes del país; lograr su completa digitalización; fomentar su investigación; y exhibir a lo largo de presentaciones siempre dinámicas los más diversos diálogos entre las obras del Patrimonio. Se propone, también, aumentar el Patrimonio mediante un programa de adquisiciones. Sobre posibles donaciones responde: “Las donaciones que nos acerquen los ciudadanos o los artistas serán evaluadas por un Comité de Expertos, el cual decidirá sobre su importancia para la construcción de una historia del arte más plural y más compleja. Toda donación implica luego una inversión en cuidado, almacenaje, conservación, investigación; con lo cual cada obra que ingrese debe valer mucho la pena.”

La directora se interesa por el movimiento de las ideas y por construir “un Museo Escuela”, es decir, un Museo que no sólo esté en contacto y en diálogo constante con la currícula escolar sino que, asimismo, construya un fuerte diálogo con las universidades, y que, idealmente, se constituya como Museo formador de profesionales de museos en las más diversas áreas.

La idea de un museo abierto, tanto a las diversas corrientes estéticas como a los distintos niveles de público, la impronta creativa transformadora, trabajando en forma permanente en un espacio que se transforma orgánicamente, la orientación hacia una comunicación múltiple, abierta a las distintas posibilidades que ofrece el presente, redondean el conjunto de ideas fuerza que Noorthoorn planea llevar a cabo en breve, para tornar reales cada uno de los ambiciosos objetivos que se ha trazado para su gestión al frente del Museo de Arte Moderno de Buenos Aires.

La profesionalización del museo

Con el objetivo de crear el primer museo profesional plural de la Argentina, ya fueron creados varios nuevos departamentos en el Museo de Arte Moderno.
El modelo de pluralidad que la nueva gestión persigue se expresa de manera clara en la nueva configuración del equipo curatorial. De ahora en más, el Museo de Arte Moderno se lanza a concebir y producir sus propias exposiciones. Para ello, necesita reforzar sus áreas de curaduría e investigación, que
pasan a ser ejes fundamentales de un Museo que busca por un lado poner en valor su Patrimonio, y por el otro, responder activamente a su comunidad artística.

En una primera etapa, ingresaron varios curadores al Moderno y ya lidera, cada uno, diversos proyectos de exhibiciones.
Rafael Cippolini ingresa al Museo como Curador de Arte Argentino trayendo consigo su vasto conocimiento sobre el arte argentino y su extensa experiencia como escritor, ensayista, editor y curador. Cippolini es autor de libros de ensayos (Contagiosa paranoia), de antologías (Manifiestos Argentinos. Políticas de lo visual 1900-2000), de narrativa (Sabios y Atómicos), de biografías ilustradas de artistas (sobre Alfredo Prior, Fabio Kacero, Benito Laren, Josefina Robirosa, entre otros). Javier Villa, el nuevo Curador de Arte Contemporáneo, es Licenciado en Artes por la UBA, ha realizado un posgrado en el prestigioso centro de curaduría De Appel en Ámsterdam, y ha curado numerosas exhibiciones de artistas argentinos tanto en el país como en el extranjero. Por su parte, Jimena Ferreiro Pella, quien ingresa en calidad de Curadora Asistente, es egresada de la Escuela de Bellas Artes (UNLP) y concluirá próximamente su Maestría en Curaduría en la Universidad Nacional de Tres de Febrero; es docente y luego de su experiencia en el Centro Cultural Recoleta trabajó con Noorthoorn en varios proyectos. El equipo actúa al unísono junto a su Directora constituyendo a la propuesta del Museo en una propuesta que se conforma a través de una pluralidad de miradas, de conocimientos y de experiencias de curadores de diversas generaciones. En 2014, la Directora indica que espera que se sumen dos curadores más al equipo y que a partir de ese momento “el Moderno no tendrá límites”.
La idea a futuro es ampliar el equipo curatorial estable, trabajando también con curadores invitados y creando un sistema de pasantías curatoriales y de investigación sobre las obras del Patrimonio y los materiales únicos de la Biblioteca del Museo.

Para hacer posible la nueva programación que contempla la producción de obras de gran envergadura, se ha conformado el nuevo departamento de Diseño y Producción de Exposiciones liderado por Iván Rosler, quien ya está contribuyendo con su formación de diseñador industrial para lograr los grandes objetivos del Museo. Por su parte, Victoria Olivari, recién llegada desde el Ministerio de Hacienda para asumir la Coordinación de Gestión Pública, colabora activamente para hacer posible el cambio estructural.
Otra de las áreas a donde habrá importantes novedades es en Educación. Ya se comenzó a desplegar un importante programa educativo concebido por la artista visual Marina De Caro y coordinado por Mariano Gilmore, Licenciado en Gestión Cultural e Historia del Arte con un posgrado en Ciencias de la Comunicación focalizado en el área educativa, quien llega al MAMBA desde Fundación Proa. “Desde ahora, los guardias de sala del Museo pasan a ser mucho más que cuidadosos cuidadores de las obras de arte exhibidas; son también educadores formados como tales”, explica con entusiasmo la Directora.“Además, el programa educativo incluye un ambicioso abanico de cursos, talleres, conciertos, visitas guiadas, actividades escolares y para familias y público general bajo el lema ‘todos somos actores espectadores.”

El Museo contará también con un departamento de Desarrollo de fondos. Este departamento, liderado por María Florencia Munaretto - quien llega al Museo desde la Fundación Andares-, y coordinado por Isabel Palandjoglou, llega al Museo para acompañar a su Directora a hacer frente a uno de los mayores desafíos: la reunión de fondos por la ambiciosa suma de $10 millones de pesos anuales, que permitirá constituir al MAMBA en una institución de carácter público-privada que le otorgue mayor autonomía.
Estos departamentos se suman a los ya existentes de Comunicación, Conservación (con la gran presencia de Pino Monkes), Patrimonio (el cual cuenta con la experiencia de Adrián Flores, Celestino Pacheco, Jorge Ponzone, y Jorge López), Administración (liderado por Vicente Sposaro) y Biblioteca ya están siendo relanzados en base al nuevo modelo de gestión y profesionalización, con el aporte imprescindible del equipo ya existente en el Museo y la incorporación de nuevos profesionales. Al área de Patrimonio, con el fin de poner a punto la digitalización de la información y de programar el desarrollo de investigaciones sobre la Colección, se ha incorporado Valeria Semilla, Licenciada en Artes por la UBA y docente e investigadora de dicha universidad.

Nueva etapa, nueva imagen

Quienes se acerquen al Museo de Arte Moderno de Buenos Aires a partir del 12 de octubre de 2013 encontrarán la imagen del museo renovada. “Un nueva etapa del Museo necesita de una identificación poderosa, que tome partido, que consiga establecer un contacto concreto con la historia, la comunidad artística y el público, que diga: “aquí estamos”, propone Noorthoorn. Por eso la Directora trabajó junto a su equipo de Comunicación y la diseñadora María Sibolich en la creación de una nueva marca y una nueva identificación visual para el Museo.
“La nueva identificación visual tiene la sencillez y la contundencia que buscábamos. Con ella esperamos construir una identidad duradera, que nos identifique a lo largo del tiempo”.

La idea fue comunicar de manera inmediata una visión clásica de modernidad con un tratamiento que la ponga en diálogo con lo contemporáneo, combinando dos elementos sencillos: el cuadro, que representa lo artístico, y el círculo, que representa lo orgánico, dos ideas rectoras de la nueva identidad del museo. La nueva identidad visual se aplicará no sólo a la fachada e interior del edificio, sino a toda la nueva política de publicaciones, que incluirá la realización de contenidos editoriales tanto impresos como digitales, catálogos especiales y la realización de una enciclopedia del museo conformada por libros/fichas en formatos pocket y virtuales.

Otro de los espacios en los cuales se aplicará con fuerza la nueva identidad visual corporativa del Museo será el shop. La tienda propondrá distintos escenarios de acuerdo a los distintos momentos curatoriales del Museo, contando con el aporte creativo de los artistas, quienes serán invitados a compartir el espacio y a crear piezas especiales.

Tanto en uno como en otro emprendimiento, el Museo de Arte Moderno perseguirá estándares de calidad respetuosos del cuidado del medio ambiente, uso racional del papel y responsabilidad social.

Un visitante, un invitado de honor

“Tenemos que lograr que cada persona que nos visita se sienta un invitado de honor”. Para la nueva gestión esta es la relación que el Museo busca establecer no sólo con la comunidad artística, sino con el público en general. La idea es extensible también al contacto con la prensa y al público especializado.
Por eso, el departamento de Comunicación del Museo cuenta, a partir de ahora, con dos áreas diferenciadas y dos profesionales especializadas: Laura Casanovas, para llevar adelante la gestión de prensa, y Mónica Poggio, quien asume el área de relaciones institucionales. Ellas serán las responsables de mantener una invitación permanente a compartir todo lo bueno que va a suceder en el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires.

Notas de prensa >>

<<